Ruta para proteger a niños, niñas y adolescentes migrantes sin sus familias

En Colombia, la protección de los niños, niñas y adolescentes es una prioridad del Estado. Y los menores provenientes de Venezuela no son una excepción. Por eso, si conoces a niños migrantes en situaciones de vulnerabilidad y sin su familia, ¡no dudes en reportarlo! Lo puedes hacer ante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, también conocido en el país como el ICBF, o ante otra autoridad. Y la forma que tienes para hacerlo es la siguiente:

  • 1
    Detección:
      La detección de un niño, niña o adolescente abandonado y sin sus padres o acudientes lo puede hacer cualquiera. Tú, como migrante, un colombiano, las autoridades migratorias o una organización. Entre todos podemos ayudar a los más pequeños.
  • 2
    Notificación:
      Una vez identifiques que hay un menor en una situación de vulnerabilidad, debes notificar el caso. Lo puedes hacer ante el ICBF, la Comisaría de Familia de tu municipio, la inspección de Policía más cercana, la Defensoría del Pueblo, la Personería municipal o llamando al número 141 o a la línea nacional 018000918080.
  • 3
    Verificación:
      La autoridad competente verificará el estado del menor, sus derechos y si tiene algún grado de vulneración o amenaza. Hay varios escenarios posibles de estas pesquisas:
      • Si el menor tiene algún proceso judicial, entrará al Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente. ¡No te preocupes! Esto no te implica a ti de ninguna manera y habrías cumplido tu deber.
      • Si después de las pesquisas se ve que el menor efectivamente está solo y vulnerable, se abre un Proceso de Restablecimiento de Derechos con el fin de protegerlo. Aquí, igualmente, pueden suceder dos cosas:
      1. Que se ingrese al niño, niña o adolescente al Sistema Nacional de Bienestar Familiar para que la institución lo proteja y acoja.
      2. Se hace una búsqueda de los familiares del menor tanto en Colombia como en el extranjero. Llegado el caso y de ser necesario, se empieza un trámite para darle protección extra al menor, bien sea con el estatus de refugiado o con otras acciones complementarias.